Quién diría que las cosas acabarían así. Yo nuevamente atrapada dentro de mi misma y sin poder escapar. Mis sentimientos no me dejan en paz. Todo lo que alguna vez pareció hermoso hoy es gris. Pero era predecible, teniendo en cuenta lo horrible que soy esperaba que esto pasara, el problema era el tiempo. Eso fue lo que me pilló por sorpresa. Muy poco quizás, por lo menos para mi lo fue. Y me hace falta más, quiero más de ese tiempo maravilloso que se ha ido y que tengo la sensación de que nunca más volverá.